Decoración, Interior

Los grifos colocados en la pared son tendencia

Este tipo de grifería requiere un mínimo de obra, alguna que implique cambio de alicatado o del revestimiento en la cocina o el baño. No es una obra muy difícil y los resultados que se consiguen pueden ser bastante ventajosos.

VENTAJAS

  • Ganas espacio: En la encimera del lavabo o del fregadero, y tienes la posibilidad de contar con más distancia entre el caño y el lavabo, algo útil para lavarte la cara en el baño, y en el caso de la cocina para llenar cubos o cazuelas de agua.
  • Estética: Los grifos de pared que se hacen hoy en día se adaptan bien a cualquier estilo que te guste y quedan muy elegantes. Muy recomendables en estilos clásicos o “vintage”.
  • Limpieza: Esta es una de las mayores ventajas de estos grifos. Ya que, al estar en la pared, facilita mucho la limpieza de la encimera y se verá más recogida y despejada.

INCONVENIENTES

  • El principal inconveniente de este tipo de griferías es que necesita un mínimo de obra, como ya hemos comentado al principio.
  • Tienes que tener claro que modelo concreto vas a necesitar, ya que la preinstalación debe estar ajustada al modelo elegido, pero esto no tendría por qué ser un problema.

Porque no todos los grifos tienen la misma instalación. El caso de un modelo monomando no es el mismo que el de un modelo bimando. Hay que estar atentos a las especificaciones de montaje y comprobar la distancia que hay entre las tomas de agua. Nosotros te recomendamos que contactes con un técnico especializado en este tipo de griferías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

47 − = 45